¡EL SER HUMANO ELIGE SU FORMA DE VIVIR!

 

EL MUNDO

ESTADO MENTAL

ATRACCIÓN

INFIDELIDAD

LA MÙSICA

LA RAZA HUMANA

DOLOR Y MALDAD

SANCOCHO MENTAL

Falso y Mentiroso

ESTRELLAS/PLANETA

Angustia Mental

Coquetas y Coquetos

Humillación

 

 

ESTRELLAS EN UN PLANETA

 

 “A veces, se escuchan comentarios diversos acerca de la raza humana; Tales como:

Los seres humanos son una raza inmadura. El ser humano es incomprensible, otros dicen: El ser humano, aunque despierto, está dormido.

 Es obvio que la gente habla de acuerdo a lo que entiende y acepta acerca de la vida en general; es decir, la forma de ver la vida, no es igual para todos; de allí, que debemos estudiar los hechos y actos que a menudo hacemos.

Ahora, ¿Qué podemos decir de la humanidad?

A veces, cuando observamos a una persona, notamos que sus ojos brillan como si fuesen luz en la oscuridad. Y, de acuerdo a los sentimientos de esa persona, pueda que esa luz brille más o por el contrario, transmita una total oscuridad; es decir, podemos ser oscuridad o luz, según nuestros deseos.

Siguiendo con el tema, podemos decir que: El ser humano es una luz en el universo; una estrella dentro de un planeta; si tomamos cuidado de ella; brillará mucho más; y según su brillo altisonante, la belleza en el universo.

Conociendo que somos Materia y espíritu, tenemos que alimentarnos en ambos planos. Y, de acuerdo al lustre que demos al espíritu por encima de lo material, conforme será un brillo hermoso en el universo.

Observando el planeta tierra, vemos que fue ubicado en el punto exacto para la humanidad; más aun, podemos notar, la ubicación de los otros planetas que, imposibilitaría la existencia de la raza humana, la cual, se acostumbra a los climas conocidos por todos, sí bien frío, calor, entre otros, con sus defectos en sí ( Gracias a la humanidad, por cierto) pero, a un grado suficiente-todavía- para la existencia física del hombre.

No así los otros planetas, que si bien algunos son muy cálidos-demasiado- otros son, exageradamente fríos. Dando como resultado hasta la fecha de hoy, la imposible existencia del hombre en ellos. Esto debería dar curiosidad en los seres humanos; existir en un lugar, no creado por el hombre; pero, las condiciones físicas son para tal.

En un planeta donde miles y miles de cometas y meteoritos, grandes y pequeños, a una velocidad, increíblemente fatal para el planeta, no hacen impacto con la tierra y, aquellos, más pequeños, entran en nuestra atmósfera, sin consecuencias graves que lamentar. Más aun, en años anteriores, se habló del Hercólubus, un planeta inmensamente grande que, con solo pasar cerca de la tierra, ocasionaría el exterminio de la raza humana, algo más o menos parecido a los escritos del Apocalipsis.

Tiempo en el que, la raza humana, seria castigada por el Creador, de todo lo que se ve y lo que no se ve. Sin embargo, el planeta mencionado, fue desviado de su curso, escapando la tierra y sus habitantes, del desastre apocalíptico, que quizás, fue mal llamado.

De todo esto, uno se pregunta: ¿Por qué el Creador, después de habernos creados, quiere ahora castigarnos?

Diversas opiniones al respecto, pueden suscitarse, e hiendo más allá, deberíamos preguntarnos: ¿Qué estamos haciendo, para alimentar el plano espiritual?

Obviamente que muy poco. Aunque por cierto, la mayoría de los seres humanos, no saben cómo hacerlo.

Ahora, para alimentar el plano espiritual, debemos poner en práctica la justicia en el diario vivir, es decir, todo lo que hacemos, debe llevarse dentro del bienestar común sin perjudicar a terceros. De allí, que las obras, actos, hechos, pensamientos, etc., debemos aplicarlos en nuestro diario vivir, utilizando el poder del amor hacia el prójimo.

Viviendo de esta forma, llenamos el plano espiritual; sin embargo, los hechos que acontecen, dicen lo contrario.

Ejemplo: Existe un juego interactivo, llamado La Edad de Los Imperios (The Age of Empire.) Este es el nombre que se le da a un juego interactivo que, utilizamos en las computadoras personales. El mismo, describe un escenario de guerras medievales, donde podemos observar, una réplica o por lo menos parte de ella, acerca de la vida de los seres humanos en conjunto.

Dentro del mismo, podemos observar, diversas etnias o nacionalidades, cohabitando cada una en sus respectivas naciones; las cuales, por cierto, se observan como si fueran un solo país.

En ello, podemos notar, como las naciones en vez de ser amigas, se tornan enemigas. Esto tal vez, a causa de algo insignificante que, de acuerdo a la actitud mental de ver la vida, se considera como ofensa tal, para empezar una guerra.

Es obvio que la actitud mental de quien o quienes rigen las naciones, deben de ser previamente evaluadas; para que, como en esta historia, no destruyan miles y millones de vidas sin necesidad real en el asunto.

Ahora, recordemos que Nadie tiene derecho de quitar la vida al prójimo.

En este juego, no sólo podemos crear los medios necesarios para el sustento diario de la humanidad, sino también, las herramientas necesarias para hacer la guerra ò defendernos. Pero, parece mentira, las armas de guerras son para defendernos de nosotros mismos.

No sabemos convivir; todo es un engaño cuando hablamos de amor y a la vez nos odiamos.

Muchos preguntan: ¿Cómo puedo ayudar al necesitado?

Palabras como esta son buenas; el problema es, que, no siempre se hace de corazón; y cuando es así, existe una segunda intención.

Yo me pregunto: ¿Cómo debemos sentirnos, cuando en la calle vemos niños indigentes o personas adultas, pidiendo dinero para sus hijos?

Es obvio que, algunas personas comentarán: Muchos de los que piden dinero en la calle, son para drogarse. Otros dirán: Si nosotros acostumbramos a darles dinero en vez de una herramienta para trabajar, continuarán en el mismo estado de pedir, pedir y pedir sin ganárselo.

Ahora, ¿Qué sienten esos niños al desarrollarse y vivir así? ¿Qué es lo que pasa, y qué debemos hacer o acaso pensamos que todo esto es lo correcto? ¿Qué hay en cuanto a la Palabra de Dios? ¿Se place Dios acerca de esto?

Algunos comentan: Dios es el culpable de permitir que personas como tales, traigan hijos, en dichas condiciones de vida. Otros dirán: Para que el mundo sea mundo, debe de existir toda clase y condición de actividad, donde unos tengan más y otros tengan menos, de lo contrario no existiría un equilibrio.

Hasta cierto punto, las opiniones anteriores tienen validez, el problema es, que, ninguno de los argumentistas quisiera estar en dichas condiciones de vida, aunque esto fuera, para complementar la existencia en el planeta.

Entonces, ¿Es esto un problema de educación? ¿Quién dijo: Cuando te hagas rico haciendo pobre a tu hermano...? ¿Acaso es mala la riqueza? ¿Es un delito el hacerse rico materialmente? ¿Por qué algunos pocos tienen mucho, y muchos tienen poco? ¿Es ésta la causa de la pobreza? ¿El que se hace rico, contribuye con la pobreza?

En un sistema de vida, donde las condiciones para subsistir, son extremadamente difíciles para quien no se sujete a sus patrones; El ser humano no debe afligirse, en el sentido de que no hay escapatoria, si no se está de acuerdo con el sistema tal, conforme al tiempo que transcurre; Mas bien, debemos de tomar la actitud positiva de crear y no imitar un sistema.

Es decir, si el sistema de vida presente, me exige condiciones o formatos para poder desarrollarme al paso deseado, pero, no cumplo los requisitos del sistema, no he de pensar que ya estoy muerto, o que sencillamente, he de prepararme como dice el sistema; Si el mismo no es de mi agrado, sólo tengo que crear el mío propio sin dañar o perjudicar a terceros, puesto que todos tienen derecho, cuando no se perjudica a nadie.

Es obvio que no es fácil salir adelante con tan sólo decirlo, es así como debemos de empezar a analizar lo que somos y el por qué; La forma o la manera de actuar en el diario vivir; reconocer nuestras fallas y ser pronto para perdonar a terceros, lo cual, tampoco es sencillo, mas no imposible.

Todos podemos hacer lo que queramos, con tan sólo proponernos a hacerlo, y si tiene fe en Dios Creador, nadie puede detener el nuevo sistema que te propongas a crear (Ésta es mi opinión personal.) Esto no implica, que no vas a tener dificultades, todo lo contrario, el sistema existente x, no permite nuevo sistema dentro del mismo; pero no es delito, el crear cuantos sistemas nos parezcan necesarios, si no perjudicamos a otros.

Ahora, generalmente, el ser humano se considera justo o por lo menos piensa que no merece muchos de los problemas o circunstancias por la cual pasa o vive de vez en cuando.

Bueno, yo no soy juez, pero quizás en algo tenga razón; por ejemplo:

A veces, somos ofendidos por nuestro semejante de manera tal, que consideramos injusta; Así, nuestro corazón no sólo siente pena y dolor, sino que se crea el momento de la angustia y, conforme a la misma, se torna desesperante, al punto de buscar la venganza.

Pues miren, les tengo noticias; Si quieren crear sus sistemas y van a buscar ayuda del Todo Poderoso (Dios Creador), deben de saber que una de las normas a seguir, será la de perdonar a todos sus enemigos; Esto no quiere decir que, van a someterse a lo que digan los enemigos, sino mas bien, a ser prudente con el trato cotidiano con dichas personas, según sea el caso. En todo esto aplica la justicia mas no el capricho.

Tal vez alguien pregunte: ¿Cómo debo llamar el dolor intenso en el corazón, cuando soy ofendido? Bueno, es cierto que el dolor es incomodo en el corazón, y, cuando esto es así, que terrible es cuando no se consigue la solución.

¿Por qué será esto? ¿Por qué la solución debe ser, cuando observamos al agresor destruido? Así también, afecta tu propio sistema; Es decir, cuando esté creando tu propio sistema, muchos de los problemas, no son causas de tu pasado o presente, sino más bien resultado de aquello que está creando.

Antes de ajusticiar a tu prójimo, piensa en la conciencia de tu pasado, si no hiciste algo similar y ahora está pagando; Si analiza y te das cuenta, cosechaste lo que sembraste.

Ahora, acepta tus faltas y pagas las deudas pendientes. Así tu nuevo sistema, tendrá un obstáculo menos”.

 

 

Firme el Libro de Visita